El método Observa, Cambia, Vive

  

 Si sientes que te duele el cuerpo de manera constante, y no tienes la energía suficiente para realizar todo aquello que te gustaría.

Si sientes que vas contra reloj, y no tienes tiempo para tí misma.

Como consecuencia de todo ello, te sientes aislada y no consigues disfrutar de tus familiares y amigos.

Con tres simples pasos te ayudo a canalizar tu energía para disfrutar de tu vida. Te acompaño a ser consciente y organizarte para conseguir una vida más productiva y disfrutar con las personas que te rodean sin dolor, sin temor, sin culpa y sin juicios.

 

 

Como seres multidimensionales que somos, no podemos decir que la experiencia del dolor se deba a un único factor. Existen múltiples factores a tener en cuenta como lesiones físicas, el ambiente emocional, la alimentación, el descanso, el trabajo e incluso la climatología.

A partir de varias investigaciones, desarrollé el Método “Observa, Cambia, Vive”. Un método basado en la observación de cada una de las áreas que nos conforman como personas. Un método en el que registrar de manera objetiva y sin interpretaciones como me comporto día a día en cada una de estas áreas.

Existen varios instrumentos que nos ayudan a cuantificar el grado de dolor. Con ello conseguimos observar de manera objetiva la experiencia dolorosa.

A través de los colores, puedes reconocer de una manera muy visual emociones, estrés y grado de dolor cada día, observando si existe un aumento o disminución de tu dolor en relación con estos factores. También te harás consciente de aquellos momentos, situaciones y conductas que se repiten periódicamente y que hasta ahora pasaban desapercibidas. Tu alimentación ejercicio y descanso también quedarán registrados de una manera sencilla en la que no emplearás mucho tiempo para realizarlo.

Te propongo un viaje hacia el interior de 365 días, con recursos para transformar la experiencia dolorosa en una oportunidad para vivir desde la armonía y la coherencia.

¡HABLEMOS!

13 + 11 =